Me voy.

Mañana sale muy temprano mi vuelo hacia un nuevo destino.

No conozco a nadie ahí.

Conseguí vivienda pero no trabajo, llego a buscarlo.

Me encuentro en cama sin poder dormir, es la emoción y el miedo lo que me trae dando vueltas la cabeza.

Sentimientos encontrados.

¿Me irá bien?

¿Encontraré lo que busco?

¿Sabré qué hacer?

No le he dicho a nadie que me marcho, sólo mi familia cercana lo sabe, ya los demás se enterarán por chismes o redes sociales. No me gusta despedirme, no me interesa vaya.

¿Estaré haciendo lo correcto?

Aunque pensándolo bien, aquí no tengo nada que me ate, ningún puesto de trabajo importante ni parej, mascota o hijos ni compromiso relevante.

¿Qué puedo perder si me va mal?

Dinero…el cual puedo volver a conseguir luego.

Pero, ¿qué tal si me va bien?

Tengo tantos deseos de que me vaya bien.

He pasado demasiado tiempo en el encierro sentimental, en la neblina de mi porvenir, en la oscuridad de mis pensamientos; he buscado en cada recoveco una luz que me ilumine algún camino…el que sea! ..pero al menos uno!

Ahora lo apuesto todo de nuevo..una vez más me embarco hacia un destino desconocido, dicen que la tercera es la vencida pues ojalá sea cierto. Necesito que sea cierto. Esta vez tengo que obtener algo positivo de esto; que me temo que un fracaso más no se iba a ver bien en mi curriculum.

Ya basta por favor vida mía de darme falsas esperanzas. Ya he visto demasiados sueños romperse justo en mis narices; y esta vez no pudiera soportar vivirlo de nuevo; esta vez me mato antes, me escuchas? …y sabes que sí lo hago.

Deséenme suerte.. sólo eso les pido.

Les escribiré pronto desde otro rincón del continente.

Anuncios