vistazo al futuro.

Puedo ver a esa persona que quisiera ser.

La imagen es clara y precisa, hasta el color de su piel a lo lejos distingo.

Es mayor que yo pero no por mucho, y se ve como yo quisiera verme, se mueve ágilmente pero sin prisas, ríe mucho y hasta le sobran sonrisas; parece llevar una vida con la que yo he soñado siempre… pero no veo cómo es que ha logrado todo esto.

La miro y sé que soy yo en un futuro distante.. un futuro que tal vez nunca llegue si es que yo no descifro la clave. 

Pero, ¿qué pistas me faltan?, ¿por dónde empiezo a buscarlas?, ¿por cuál camino me inclino?, ¿cuándo sabré si a ella me acerco?

La miro y sé que soy yo en un futuro distante.. pero ¿cuánto me falta para ser ella en el presente?…. ¿cuánto?!

desconéctate.

Me encanta la cara que pone la gente cuando les digo que no tengo cuenta de Facebook. Pareciera que han visto una especie nueva en el planeta.

Y ya he dejado de publicar en Instagram… Snapchat y otras cosas ni me las mencionen que jamás saqué usuario de ellas.

Pronto me gustaría también dejar de utilizar el móvil. 

¿Será posible vivir hoy en día sin teléfono celular?

En este mundo lleno de gente viendo pantallas diminutas en vez de árboles, flores y atardeceres; gente que se sienta a tomar una copa pero habla más con los amigos que tiene en su teléfono que con el que tiene enfrente; gente que provoca accidentes de tráfico por ir husmeando en la vida de su ex en el Facebook en vez de poner atención al camino; gente narcisista, adicta a tomarse fotos de ellos mismos (selfies) con un propósito que aun desconozco, en lugar de disfrutar el momento y espacio de donde se encuentra… No, yo no quiero ser de esa gente.

Si antes podíamos vivir sin teléfono móvil, ¿por qué no ahora?

¿Se puede?

¿Podré hacerlo?

fragmento de conversaciones que tengo con otros.

Me preguntan que si hay algo que me haga felíz y les contesto que sólo dormir…

No es que sea una floja, sino que al dormir puedo soñar, y al soñar me alejo de esta realidad a la que conozco como vida.

Cuando sueño dejo de ser yo en este cuerpo y espacio. Cuando sueño puedo ser lo que sea; un ave viajera, una nube a lo alto que se mueve en cámara lenta, un pétalo de flor que se baña de sol, o hasta un aburrido escalón. Todos son mejor que ser yo.

Que si por qué sueño con ser un animal u objeto inerte en vez de ser lo que soy?… Pues por que la mayor parte del día ya soy lo que soy, un ser humano que ni fu ni fa… ¿Por qué habría de desperdiciar mis sueños siendo igual cuando pudiera ser lo que sea, como sea y cuando sea?

Sí… soy más felíz cuando duermo y no estoy aquí, así.

día de la mujer.

Hoy 8 de marzo, día de la mujer.. no sé qué responder cuando la gente me felicita.

Me siento hipócrita al decir “Gracias”… ¿cómo pudiera agradecer algo que tanto me desagrada?  

No pretendo ser grocera, más espero que un “Gracias pero no gracias” les sea suficiente aunque no me puedan comprender.

Verán, yo no pedí ser mujer; a mí nadie me preguntó si quería ser niña cuando iba a nacer. De haber podido elegir habría escogido ser una flor, una mariposa, una hormiga o hasta un árbol del panteón.

No, no me gusta ser mujer.

No me gusta sangrar cada mes.

No me gusta la maternidad ni lo que ser madre conlleva a ser.

No me gusta ser “el sexo débil”.

No me gusta que los hombres posean mayor fuerza física que la mujer.

No me gusta usar bracier…. ni zapatos altos ni maquillaje ni productos que me prometan “embellecer”.

No me gusta cepillarme el cabello al salir de bañar. Tampoco suelo invertir mi tiempo en copiar peinados de salón y acomodar cada mechón en su lugar.

No me gusta tener que depilarme todo el vello que cubre mi piel.

No me gusta que me griten sobrenombres en la calle, como “mamacita”, “chiquitita”, “hermosa” o “dame una sonrisita”, por no mencionar otros más pervertidos y groceros que a ciertos hombres les para el pito de tan sólo pronunciar.

….Entre estas y tantas razones más, podrán darse cuenta de que ser mujer no me va.

No, no me feliciten hoy, que ya les dije que no me gusta ser mujer.